Receta Fácil: Masa madre en 4 pasos
DEBIDO A LA CONTINGENCIA, LAS VENTAS PRESENCIALES DEBEN AGENDARSE AL +56322790408 VENTA WEB 100% DISPONIBLE. ////// DESPACHOS GRATIS DESDE ARICA A PUERTO MONTT ENTRE 5 A 10 DÍAS HÁBILES ///// ENVIOS GRATIS POR COMPRAS SOBRE $50.000 PESOS /////

Receta Fácil: Masa madre en 4 pasos



El día de hoy te traemos una sencilla receta para que te atrevas a preparar un rico pan a base de masa madre. Para comenzar, te recordamos que hay varios tipos de harina (como la harina panadera o panificable). 
Hoy te recomendamos utilizar harina de trigo ( porque es más accesible) pero si quieres, usas otra opción ¡Elige la que más te guste!


Queremos recordarte, que la masa madre que elabores hoy, te sirve para hacer pan blanco, pan integral, centeno e incluso masas de pizzas



Vamos a comenzar

Para eso necesitaremos: Agua, harina y paciencia. 
Te recuerdo que esta etapa dura varios días.


Paso 1:
 

Para la masa madre, comenzamos el primer día colocando 2 cucharadas colmadas de harina y 4 cucharadas de agua a temperatura ambiente en un recipiente. Mez

clamos hasta que quede espesa y la tapamos con papel absorbente. La dejamos reposar por 4 días a temperatura ambiente.

Paso 2:

Luego de esos 4 días, comenzamos a alimentar nuestra mezcla. Le añadimos 1 cucharada más de harina y una de agua. Otra vez la dejamos reposar. Te recomendamos que antes de echar estas cucharadas de agua y harina, retires la capa superior de la mezcla anterior que estuvo 4 días reposando porque suele secarse. 

Paso 3: 

Por último y lo más importante: Refrescar la masa madre. Para esto, debes pesarla y añadirle su mismo peso en harina (si pesa 40g, añade 40g de harina) y la mitad de su peso en agua (si pesa 40g añades 20g de agua).

Paso 4: 

Si quieres mantener la masa madre, puedes conservarla en el refrigerador (en la parte de verduras). Recuerda refrescarla por lo menos dos veces a la semana a temperatura ambiente. También puedes congelarla (en el caso que no estés en casa por un largo periodo de tiempo), pero no más de 3 meses, porque las bacterias

suelen morirse en ese tiempo.


¡Ya tienes lista la masa madre! 
¡Ahora puedes preparar esas ricas recetas de pan o pizza que tanto quieres!


Suscríbase a nuestra lista de correo electrónico para recibir noticias y ofertas primero.